Comprar en una tienda e-commerce

Un e-Commerce, y eso por qué.

Si estás pensando en emprender un negocio, o ya cuentas con uno, con el siguiente artículo queremos reflejar las ventajas que supone contar con un e-Commerce frente a un negocio exclusivamente físico.

Pero antes, ¿qué es un e-Commerce?

Un e-Commerce es un formato web con el objetivo de dar a conocer, promocionar y vender, sobretodo vender, productos y servicios de cualquier naturaleza; por lo que deben estar especialmente diseñados para ello, para conseguir que el máximo número de los posibles usuarios de una e-Commerce se conviertan en clientes.

Es aquí donde la arquitectura web desempeña un papel fundamental para conseguir la mejor usabilidad y conseguir un elevado porcentaje de conversiones…, pero eso es cuestión de otro artículo.

Ventajas de un e-Commerce frente a un negocio exclusivamente físico:

  1. Internet, un medio en continuo crecimiento

Desde su surgimiento, Internet no ha hecho más que crecer y crecer. Hoy en día, y gracias al desarrollo de los dispositivos móviles, todos lo utilizamos prácticamente durante todo el día.

  1. Una e-Commerce es más barata de mantener

Una tienda física necesita de unos mantenimientos diarios, limpieza, mantenimiento de stock, sueldos de empleados, alquiler del local, luz y agua… Mientras que el contar un e-Commerce, su mantenimiento, no supone tal gasto.
No tienes por qué tener un bonito local siempre limpio y reluciente, con empleados, una luz potente y línea musical…, basta con un local donde almacenar tu stock y punto, y en ocasiones ni eso, ya que podrías ir adquiriendo el stock bajo pedidos, aunque siempre es recomendable agilizar los envíos, teniendo stock siempre disponible.
Al manejar unos gastos de mantenimiento bajos, puedes conseguir un mayor margen de beneficio en tus productos con precios mucho más competitivos.
Aunque debes tener en cuenta que el trabajo que conlleva mantener posicionada tu tienda Online no es moco de pavo, por lo que no debes caer en el error de publicar tu tienda Online y olvidarte, actualiza contenidos, enlaza tus productos y demás servicios, en definitiva, mantén vivo tu e-Commerce.

Por el contrario, si ya cuentas con un negocio de venta directa físico, el tener una e-Commerce va a suponer contar con…:

  1. Un punto de venta abierto las 24 horas los 365 días del año.

Una e-Commerce nunca cierra, por lo que podrás contar con un canal de venta abierto a tus clientes a cualquier hora de todos los días del año.

  1. Llega más lejos, y por lo tanto, a más clientes.

Normalmente tu tienda física tendrás un público objetivo muy limitado a tu ciudad, y a menos que estés en una de las calles más concurridas de las ciudades más importantes, difícilmente contarás con un número de clientes elevado.
Con los e-Commerces tu mercado se amplía notoriamente, ya que para poder adquirir algunos de tus productos o servicios ya no será necesario que entren en tu tienda, sino en tu e-Commerce desde cualquier lugar del planeta y en cualquier momento.
Si trabajas tu posicionamiento web, ya sea con campañas de PPC o cuidando el contenido para un posicionamiento orgánico optimo, las fronteras de tu mercado cada vez serán más amplia.

  1. Monitoriza las ventas de una forma automatizada.

Existen herramientas web, como Google Analytics, que te ayudaran a medir el rendimiento de tu tienda Online en tiempo directo.

Podrás conocer cuántos usuarios están navegando, que páginas de productos o servicios visitan, para así ir adecuando el diseño y arquitectura web hasta conseguir optimizar al máximo tu tienda Online.

Como ves, contar con una e-Commerce puede suponer grandes ventajas. Un formato que tiene las características de darte mucho, por poco.

Sin comentarios

Deja un comentario